Llegan 10 empresas por la “joya” petrolera en aguas profundas

La cuarta licitación de la Ronda Uno contó con la asistencia de 10 licitantes que presentarán ofertas para quedarse con alguno de los 10 contratos de licencia con una duración de hasta 50 años en asociación con el Estado mexicano.

La cuarta licitación de la Ronda Uno mexicana, conocida como “la joya de la corona” en materia petrolera en el país, ya que se subastan operaciones en campos de exploración en aguas profundas del Golfo de México por primera vez en la historia, contó con la asistencia de 10 licitantes que presentarán ofertas para quedarse con alguno de los 10 contratos de licencia con una duración de hasta 50 años en asociación con el Estado mexicano.

Este proceso comprende 10 áreas localizadas en aguas profundas del Golfo de México. Cuatro de éstas, con una extensión de 8,212 kilómetros cuadrados, se ubican en el Cinturón Plegado Perdido, a un tirante de agua de entre 500 y 3,100 metros, con recursos prospectivos de 3,910 millones de barriles de aceite súper ligero y gas húmedo. Las otras seis áreas se localizan en la Cuenca Salina del Istmo, con una extensión total de 15,618 kilómetros cuadrados y recursos prospectivos de 6,979 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, ya sea aceite ligero, súper ligero, pesado, gas húmedo y seco. Ocho de las 10 áreas cuentan con cobertura sísmica al 100% y sólo dos tienen 62% y 80% de este tipo de análisis exploratorio.

Un total de ocho empresas en lo individual y siete consorcios conformados por 17 empresas de 12 países se inscribieron en el concurso, en que destaca la participación de la petrolera del estado mexicano, Petróleos Mexicanos (Pemex), que quedó inscrita para presentar ofertas por alguno de los seis campos en las Cuencas Salinas y los cuatro del área de Cinturón Plegado Perdido. La estatal se inscribió para participar sola, por una parte, y en consorcio con la estadounidense Chevron y la japonesa Inpex.

Además, en lo individual se registraron la australiana BHP Billiton, la británica BP, China Offshore Oil Corporation, la estadounidense Exxon Mobil, la malaya PC Carigali, la noruega Statoil y la francesa Total.

El resto de los consorcios quedó conformado de la siguiente manera: la estadounidense Atlantic Rim con la holandesa Shell; la italiana ENI con la rusa Lukoil; las también estadounidenses Murphy Sur y Ophir con la malaya PC Carigali y la mexicana Sierra Offshore; nuevamente PC Carigali en un consorcio sólo con Sierra Offshore; la noruega Statoil en consorcio con BP y Total, y de nuevo Total, en un consorcio más con Exxon Mobil.

Por lo pronto, Pemex logró colocar su primer farmout o contrato de asociación en el campo Trión a la australiana BHP Billiton y según el director general de la estatal, José Antonio González Anaya, “ahora vamos por los campos exploratorios”.

fuente:link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *